PEELING

Gracias al Peeling Facial conseguimos eliminar problemas como manchas, signos de la edad, daños producidos por la exposición al sol y acné, que resultan antiestéticos en su piel.

La finalidad del peeling es acelerar el proceso de renovación celular cutánea, pues una piel renovada es una piel nueva. Para ello contamos con dos tipos de tratamiento:

Peeling físico: es un peeling con punta de diamante. Es un proceso mecánico indicado para la eliminación de arrugas peribucales y marcas acneicas. Indicado también para una limpieza facial más profunda y profesional, incluso para realizar antes de otros tratamientos faciales.

Peeling químico: es un tratamiento que consiste en la aplicación de un agente químico sobre la piel que acelera el proceso normal de exfoliación de esta, impulsando su regeneración posterior y mejoría de la apariencia de una forma segura y eficaz. Está recomendado para el tratamiento de cicatrices, antienvejecimiento, hidratante, antiacné, etc.