HIFU: Lifting sin cirugía

HIFU: Lifting sin cirugía

Con HIFU, podrá conseguir los mejores resultados estéticos sin pasar por quirófano. Es el instrumento médico estético más novedoso para tratar el envejecimiento de la piel, tensado cutáneo, celulitis y redefinición del óvalo facial, consiguiendo paliar la flacidez corporal y facial mediante la focalización selectiva de la energía ultrasónica. Aprobado por la FDA (Agencia Americana de Administración de Alimentos y Medicamentos).

Los ultrasonidos son vibraciones mecánicas en medio elástico que poseen una frecuencia superior a las vibraciones audibles. Gracias a la tecnología del efecto lupa, podemos concentrar su energía en estructuras a distintas profundidades sin dañar tejidos superficiales como la epidermis, logrando resultados inigualables.

HIFU provoca, en la profundidad seleccionada, un aumento de temperatura que puede alcanzar entre 65º-75ºC, provocando retracción inmediata y reestructuración de las moléculas de colágeno y elastina.

Un tratamiento facial requiere de entre 45 y 60 minutos, en función del área a tratar.

Se puede usar 1 vez cada 12-18 meses. Si se hace con mayor frecuencia, desconfíe. Es mejor pagar 1 tratamiento adecuado que varios repetidos sin resultados y con efectos secundarios.

 



Aplicaciones a nivel facial

Consigue resultados óptimos, permitiendo realizar el lifting facial sin necesidad de cirugía.  Se consigue elevar las cejas, redefinir el óvalo facial, mejorar el aspecto del cuello y el escote, tensar la piel, disminuir la papada… sin necesidad de pasar por quirófano ni postoperatorios.








Ventajas sobre otros tratamientos

Se puede realizar en cualquier época del año, incluso en verano y con pieles bronceadas: los 365 días del año.

La persona que se somete a este tipo de tratamiento puede retomar inmediatamente sus actividades habituales. Puede aparecer enrojecimiento o inflamación, pero suele desaparecer en pocas horas.